Hacernos cargo sin esperar algo en retorno

Es la definición más sublime de la generosidad, dar un poco de nuestro tiempo y energía en pro de mejorar la vida de otros.

Ayudar a los demás compartiendo lo que tenemos y lo que sabemos es aprovechar la oportunidad de contribuir a la humanidad y pagar por el premio de haber venido a la Tierra.

Y justo como lo dice Bruce Springsteen, Simon Sinek y el Gigante Robbins, vamos a sentirnos cada día con esa alta sensación realización porque hicimos que nuestro día haya contado y de gran manera.


Ser la persona que ayude a otra persona a ser una mejor persona.




5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo